Contraindicaciones de los probióticos

De manera general, los probióticos se pueden consumir en cualquier momento de la vida, siempre y cuando se respeten las pautas recomendadas y teniendo en cuenta la condición física de cada persona.

¿Los probióticos tienen algún efecto negativo en la salud?

Los probióticos no presentan toxicidad, ya que muchas de las especies de bacterias que contienen los suplementos se encuentran de forma natural en nuestros intestinos.

Los probióticos o bacterias beneficiosas se consideran seguros como complementos nutricionales, con muy poco riesgo de efectos secundarios o interacciones con medicamentos. Sin embargo, como todos los suplementos alimenticios, pueden existir algunos riesgos al tomar grandes cantidades de probióticos.

A nivel gastrointestinal, los efectos secundarios rara vez ocurren, pero el más común es el malestar abdominal. Cuando se consumen grandes dosis de probióticos, estos ajustan el equilibrio de la flora del tracto digestivo pudiendo producir gases o malestar abdominal. Los probióticos pueden alterar ligeramente la función del colon, lo que resulta en cambios inusuales en el metabolismo. Algunas personas pueden experimentar movimientos intestinales más frecuentes al tomar los probióticos, mientras que otras pueden experimentar una ralentización de los hábitos intestinales. Estos efectos suelen ser temporales y sin ninguna importancia.

En conclusión, el empleo de probióticos es seguro en los diferentes grupos de población exceptuando aquellos pacientes graves o con fuerte insuficiencia inmunológica, que en estos casos siempre es recomendable consultar con un especialista.

¿Están recomendados durante el embarazo y lactancia?

No hay evidencia clínicas que confirmen que los probióticos puedan suponer algún riesgo durante el embarazo y el periodo de lactancia.

De hecho, algunos especialistas aseguran que consumir probióticos durante el embarazo reduce el 20% de riesgo de desarrollar enfermedades durante esta etapa, así como se comprobó que la presencia de bacterias beneficiosas en el tracto gastrointestinal está relacionado con una protección frente a infecciones además de estimular el sistema inmunológico del bebé.

Deja un comentario

Navigate