¿Qué son los probióticos?

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos o bacterias vivas beneficiosas que viven en nuestro intestino y nos mejoran la salud general del organismo limitando el crecimiento de bacterias no beneficiosas  que nos pueden hacer enfermar.

Probióticos naturales

¿Qué entendemos por probióticos naturales y qué alimentos lo son?

Por probióticos naturales entendemos todos aquellos alimentos que, de forma natural, contienen bacterias beneficiosas y que, ingeridos en cantidades suficientes, nos proporcionan múltiples beneficios para nuestro organismo.

A continuación os mostramos algunos ejemplos de probióticos naturales que podemos encontrar:

  • Yogur: es un alimento que contiene una gran cantidad de bacterias, además de ser una fuente rica en calcio y proteína. Eso sí, es preferible escoger la variedad natural, sin azúcares ni edulcorantes añadidos, ya que nos aportará muchos más beneficios.
  • Queso crudo:  El queso elaborado con leche cruda es rico en probióticos, concretamente los quesos de cabra y oveja (contienen los grupos bifidus, acidophilus, thermophilus y bulgaricus). Además, destacar que en este tipo de quesos, al no estar sometidos a ningún proceso de pasteurización, se mantienen intactas todas las bacterias.
  • Los encurtidos: Aunque no lo parezca, las aceitunas, pepinillos y otros encurtidos en vinagre son una fuente rica en probióticos. Eso ocurre porque cuando estos vegetales se ponen en salmuera con vinagre, aparecen bacterias y levaduras que mejoran sus propiedades nutricionales y nos aumenta la biodiversidad bacteriana intestinal.
  • Otro tipo de alimento que también se elabora con salmuera además de ser consumido crudo, y por lo que nos va a ser un producto rico en probióticos, es el Sauerkraut o col fermentada.
  • El kéfir de leche: este producto está presente cada vez más en los supermercados y lo podemos encontrar tanto de origen ecológico como del convencional, así como elaborado con leche de cabra y vaca que son los más comunes. El contenido en probióticos es un poco mayor que el del yogur; además la biodiversidad de bacterias que nos aportan es mucho mayor.

¿Cómo debe ser un buen probiótico?

La Sociedad Mundial de Gastroenterología han definido que un microorganismo para ser considerado como probiótico es necesario que cumpla una serie de características esenciales.

Características de los probióticos

  • Deben ser capaces de llegar e integrarse en la flora intestinal para favorecer la colonización de las bacterias beneficiosas en el tracto gastrointestinal.
  • Deben resistir los procesos de manipulación y almacenamiento para garantizar la totalidad de sus beneficios.
  • No deben causar efectos adversos en el organismo. Deben ser seguros para el consumo humano.
  • Deben permanecer estables durante toda la vida útil del producto.
  • Deben contener una cantidad adecuada de cepas que produzcan un efecto beneficiosos demostrado.
  • Debemos conocer la nomenclatura específica: género y especie de la cepa específica.

¿Qué es una cepa probiótica?

Los microorganismos que conforman los probióticos tienen una nomenclatura oficial microbiológica. Dentro de esta clasificación se incluye el género, el tipo de especie y también la cepa, entendida como un tipo de clasificación que nos detalla los aspectos más concretos de las características del microorganismo.

Un microorganismo, aunque comparta la especie y el género con otros tiene unas características que pueden ser diferentes según la cepa a la cual pertenezca.

Deja un comentario

Navigate